To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

Comunícate con nosotros;

INSCRIPCIONES ABIERTAS

todo el tiempo

terramar.escuela.viva@gmail.com

+ (52) 739.395.0004

Estamos en facebook

TERRAMAR-ESCUELA-VIVA/203196179088
 

CÓMO ENSEÑAMOS

Nuestra escuela cuenta con preescolar, primaria y secundaria (estas últimas, incorporadas a la SEP). Es interdisciplinaria, plural, inteligente y enfocada en la creación, integrando todos los aspectos del desarrollo humano. El fortalecimiento de la autoestima de nuestros estudiantes y la resolución pacífica de conflictos, así como el trabajo con la tierra y la construcción de una red comunitaria alrededor de nuestros hijos, son prioridades de nuestra escuela. En ella, hemos logrado conjuntar un amplio espectro de niveles socioeconómicos y culturales, proporcionando a nuestros alumnos, en la convivencia diaria, los elementos necesarios para desenvolverse y convivir en un mundo complejo y diverso.   

 

Formamos parte de la Red de Escuelas Asociadas a la UNESCO por el trabajo que hacemos en cuanto al rescate del patrimonio histórico, cultural y natural de nuestro entorno y de nuestro país.

 

En la Escuela Viva Terramar fortalecemos el desarrollo equilibrado de tres aspectos: lo bueno, lo bello y lo verdadero, principios fundamentales del desarrollo humano. En lo bueno está lo ético, en lo bello está lo estético y en lo verdadero, lo lógico. Así, desarrollamos la voluntad, el sentir y el pensar, facultades indispensables para el proceso y el progreso académico. Fortalecemos el florecimiento equilibrado de estos tres aspectos apoyándonos en arte, permacultura, asambleas e integración comunitaria, así como en el trabajo por proyectos integrando así los diferentes aprendizajes de las niñas y los niños.

 

La práctica pedagógica de Terramar Escuela Viva, AC. está asentada en una profunda comprensión de los niños y las niñas en relación con el mundo, entendiéndolos como seres ricos en posibilidades y de infinitas capacidades -no sólo de entender contenidos sino de participar y construir su propio conocimiento, siendo el rol de los docentes el de co-constructores de dicho conocimiento.

 

Con una visión holística del aprendizaje, artes, ciencias y humanidades se estudian entrelazadas para brindarle al niño una visión integral del universo y de sí mismos. Propiciamos la preparación y el desarrollo de su psique y de su voluntad (por medio de la instrucción académica, del trabajo artesanal y artístico y de las actividades rítmicas); de su cuerpo (a través del juego, el deporte, la yoga y la expresión corporal), de su espíritu (compartiendo con ellos nuestra reverencia por la vida y por todo lo existente) y de su alma (fomentando la compasión, el compañerismo, la participación comunitaria y el sano desarrollo emocional).

 

El modelo pedagógico que sustenta a la Escuela Viva Terramar es un modelo de aproximación al mundo que incorpora elementos del constructivismo de Piaget (aceptando al alumno como constructor de su propio conocimiento); de la Pedagogía 3000, desarrollada por Noemí Paymal (que contempla la integración de diversas metodologías para responder a las necesidades de los niños y jóvenes de esta época); de la Escuela Activa de Freinet (trabajo por proyectos y creación de textos libres); del desarrollo de la independencia del alumno planteado por María Montessori (utilizando materiales didácticos para el aprendizaje de las matemáticas y el español); de la filosofía de Rudolph Steiner (dando prioridad al desarrollo emocional del niño, incorporando el arte en las actividades cotidianas); del sistema Summerhill, de A.S. Neil (teniendo confianza y respeto por su capacidad de autorregulación); del planteamiento Reggio Emilia (por la importancia de la observación del niño por parte del maestro así como del dialogo constante entre la estética y la ética) y de la Academia Socrática (si es que el término pudiera acuñarse, donde el amor por la sabiduría y la relación maestro-discípulo impregna todas las actividades).