SEMBLANZA DE LA ASOCIACIÓN

El día 20 de mayo del año 2008, Gabriela Lucila Retes Campesino, Lizet Albarrán Morán, Ángel Flores Torres, Karen Toussaint Alcaráz y María de Lourdes Elizarrarás del Pozo, decidieron fundar una asociación civil con el propósito de crear un proyecto educativo, acreditado por la Secretaría de Educación Pública, al alcance de todos en Tepoztlán, Morelos; un pueblo donde tradicionalmente los proyectos educativos de calidad estaban fuera de las posibilidades de las familias originarias. 


Iniciamos esta labor social con la primaria, bajo la premisa que ningún niño o niña debe perder la oportunidad de recibir una educación digna: amorosa, respetuosa, cálida y de calidad; contando en aquel entonces con 25 alumnos de todos los niveles.

 

Nuestro equipo docente, de primera línea, contaba con la amplia experiencia académica, pedagógica y psicológica de la maestra Valeria Lechuga de Uruarte, quien fungió como profesora y directora académica a lo largo de los tres primeros años de la escuela primaria, colaborando de manera determinante en la estructuración del área pedagógica, curricular y académica; participando de manera comprometida y entregada en la conformación de un espacio educativo que respondiera a las necesidades académicas, personales y emocionales de nuestros alumnos.

 

Colaboraron también con nosotros Isla Kriss y María Inmaculada Resines, maestra y directora con años de experiencia; Juan Casillas, arquitecto especializado en permacultura y construcción biosustentable; entre otros profesores de alta calidad. Para finales del ciclo escolar 2008-2009 contábamos ya con 50 alumnos. 


En el ciclo 2009-2010, levantamos los primeros muros del preescolar y con ellos sus funciones. Éste fue un proyecto que se hizo de manera comunitaria, con la participación de los alumnos, sus familias y maestros, construyéndolo con sus propias manos, con una técnica biosustentable en la que se usan pacas de paja, madera, huacales y barro. Esta experiencia, como muchas otras de Terrra Mar Escuela Viva, A.C., es congruente con uno de sus principios fundamentales: la escuela es parte inexcluible de una comunidad que ha crecido, se ha integrado y ha aprendido a generar proyectos que la enriquecen.
 

En el año 2010, la escuela es invitada a formar parte de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO, por el trabajo que hace en cuanto a protección del patrimonio histórico, cultural y natural de nuestro país. En el 2011, la escuela fue invitada a dar una ponencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, como parte del diplomado El Derecho a la Memoria: La Educación Patrimonial, auspiciado por la UNESCO. Además, a lo largo de los 5 años transcurridos, Terra Mar Escuela Viva, A.C. ha promovido y ejecutado dinámicas de labor social como la limpieza de las barrancas del pueblo de Tepoztlán; así como talleres de diversos temas de interés para la comunidad, como alimentación, nutrición, educación y biosustentabilidad. Otro proyecto es la construcción de un huerto comunitario, vivero y corredor botánico de plantas endémicas de la región en el predio denominado Tepexoxotla, en el municipio de Tepoztlán.
 

En el ciclo 2012-2013, Terramar Secundaria abrió sus puertas a adolescentes de cualquier condición social, cultural, física o mental. Más del 60% de la población de la secundaria está becada de manera parcial o total.


Terra Mar Escuela Viva, A.C., cuenta con un equipo de trabajo sólido y comprometido con la labor social que realiza la asociación; así como con una plantilla de maestros de alto nivel académico y humano, impartiendo una educación respetuosa, igualitaria, enfocada en la integración de niños y niñas de todos los niveles, así como de sus familias, extendiéndose así su labor al resto de la comunidad.

 

   NUESTRA ESCUELA HA CERRADO SUS PUERTAS EN TEPOZTLÁN, MORELOS.  LA AVENTURA CONTINÚA...