NUESTRA ESCUELA
 

Hoy más que nunca es necesario cuestionar el sentido y la utilidad de la escuela en la vida cotidiana y real de las personas, ya que lo que se aprende en las aulas muchas veces resulta inaplicable y la acción escolar no ha logrado disminuir las desigualdades sociales. Una educación para la vida debe posibilitar el análisis y la reflexión de la realidad como una construcción social y cultural, lo cual la hace susceptible de cambio.
 
La simple memorización de información no garantiza que los niños desarrollen la capacidad para conocer más, resolver sus problemas o vivir felices. Nos interesa que lo que aprendan en la escuela les sea útil para seguir aprendiendo dentro de ella, pero sobre todo en la vida misma. Es decir, que el aprendizaje sea significativo y se convierta en herramienta para reconocer, analizar y resolver tanto situaciones conocidas de la vida cotidiana como otras novedosas o más complejas, a partir de experiencias y conocimientos previos que se enriquecen de manera permanente. Estas capacidades se desarrollan gracias al trabajo por proyectos.

   NUESTRA ESCUELA HA CERRADO SUS PUERTAS EN TEPOZTLÁN, MORELOS.  LA AVENTURA CONTINÚA...   

Cómo beber agua en la selva